Danza de Espadas de Redondela

“Avisados por el Maestro- “Guía de la Danza” -se reunían veinticuatro marineros, que parece ser el número clásico (y así lo indica Cervantes en la descripción de las bodas de Camacho el rico) en el Cabo de los Fumeiros, único desembarcadero de la Villa, a eso de las seis de la tarde del lunes de Pentecostés; y allí ensayaban la Danza con gaita y tambor, los mismos individuos de los años anteriores, salvo las bajas de ausencia, imposibilidad o muerte. Algún Maestro la dirigió más de medio siglo.

Foto del “Faro de Vigo”

En el día del Corpus se vestían de pantalón y chalecos blancos, camisa, zapatos, pañuelo anudado al cuello, faja de color a la cintura y banda de izquierda a derecha, menos el Maestro o Guía que llevaba dos bandas cruzadas sobre el pecho, y la cabeza al descubierto. Usaban espadas auténticas y antiguas que se guardaban en el Concejo, sujetas con unas cintas a las muñecas, y en las manos sendos pares de castañuelas; pero un día de Corpus y en plena procesión, se armó una disputa en medio del mismo puente de Villavieja, sobre el lugar que le correspondía a San Juan, y fué tal la refriega, que el Santo se fué al río, y hubo que recogerlo con un brazo menos; por lo que el previsor alcalde que presidía, tomó la providencia, entre otras, de sustituir las espadas de acero por otras de madera pintada que aún se usan hoy”.


Casto Sampedro y Folgar, “Cancionero Musical de Galicia”, 1942.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Danzas, Historia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s