Ricardo Portela

Ricardo Emilio Avelino Portela Bouzas, más conocido como Ricardo Portela, nació en Viascón (Pontevedra), el 4 de noviembre de 1920. Falleció el 24 de marzo de 1992.

Su padre fue gaiteiro y acordeonista. Tuvo tres hermanos, dos de ellos, Xesús y Xosé, también músicos.

Con 12 años se muda a Vigo con su familia. Allí recibe clases de gaita de Xosé Oliveira Blanco, miembro de Os Morenos de Lavadores. Al estallar la Guerra Civil su maestro marcha al frente y el padre de Ricardo es amenazado de muerte por los falangistas.

En 1939 se incorpora al servicio militar, cuyo servicio termina en 1945. Un año antes se casa con Osita Laredo (con la que tuvo una hija: Rosa). Más tarde se mudan a Lugo.

Tras trece años sin tocar la gaita y, al no encontrar una de calidad similar a la que le robaron en Mataró mientras hacía el servicio militar, conoce a Antonio Fernández, que tenía unas gaitas de ébano que pertenecieron a Faustino Santalices.

Faustino Santalices

Por mediación de Antonio, Portela conoce a un artesano en Lugo que seguía las directrices de Santalices. Le encarga dos gaitas afinadas en Do.

En 1955 emigra a Venezuela, donde funda la Escola de Gaita do Lar Galego de Caracas. A su regreso, en 1959, se establece en Pontevedra, donde trabaja como protésico dental y, posteriormente, como celador en el Hospital de Montecelo.

Xosé Seivane

En 1979 escucha una gaita que le recuerda a la que le robaron. Esa gaita estaba hecha por Xosé Seivane. Con esa y otras dos que le encarga, grabaría su legado musical. Portela afirmó que Xosé Seivane fue quien preservó el timbre de las gaitas antiguas y perfeccionó su afinación.

Graba su primer disco: “Irmáns Portela”, en 1968, junto a su hermano Xesús. En 1980 graba “Festa en Viascón”, con el que se haría muy conocido.

Portela tocó en la Universidad de Santiago en el año 1985. Su último disco “Alborada en Cotobade”, aparecería en 1990.

En los últimos años sufre una angina de pecho y los médicos le aconsejan que deje la música, sin embargo sus amigos idean un sistema para facilitarle el soplo y él sigue tocando a menudo. Aunque siempre dijo que quería morir tocando la gaita, fallece de un ataque al corazón.

Está considerado como uno de los grandes gaiteiros tradicionales. Fue un gran defensor de la dignidad del instrumento, considerándolo tan noble como cualquier otro, por ello se mantuvo siempre apartado de los círculos oficiales que relegaban la gaita a instrumento para amenización y exhibición patriótica.

Desde el año 2000, el concello de Pontevedra celebra, en su memoria, el “Memorial Ricardo Portela”.

En 2008 se grabó un disco también en su homenaje: Foliada nas Rías Baixas, disco en el que participaron grandes gaiteiros y grupos tradicionales como: Iván Costa, Antón Corral, Os Alegres, Enrique Otero, Pepe Romero, Anxo Pintos, Juanjo Fernández, Patrick Molard… También incluye grabaciones de entrevistas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gaiteiros, Historia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s