Donald Cameron

Donald Cameron (1810 – 1868).

Donald Cameron fue el mejor gaitero escocés de su tiempo y una de las figuras más influyentes en el mundo de la gaita durante el S. XIX. Su nombre fue inmortalizado con la marcha que Hugh McKay compuso en su honor.

Se cree que nació en Contin, cerca de Strathpeffer, en el seno de una familia granjera. Sus padres fueron Colin y Mary Cameron.
Su hermano menor, Colin, pudo haber sido el ganador de uno de los granes torneos de “reels” que se celebraban entonces.

Lo que sí sabemos es que se casó, el 9 de diciembre de 1841, con Margaret MacKenzie, pasando a ser Maggie Cameron (¿quién no ha escuchado el strathspey que lleva su nombre?). Tuvieron tres hijos: Colin, Alexander y Keith, todos ellos serían grandes gaiteros y maestros que seguirían el legado de su padre en el S. XX.

Se cree que Donald comenzó a tocar la gaita a los ocho años de edad, enseñado por Donald Mor MacLennan. Más tarde recibiría clases de Angus MacKay y de John Ban MacKenzie (dos de los mejores gaiteros de su tiempo que hoy son considerados leyendas).

Gracias a esa formación y a su increíble talento ganó el campeonato de Inverness en 1843 y el de Edimburgo en 1844. También ganó la medalla de oro en Inverness en 1849, 1850 y 1859.

Donald Cameron. Inverness 1867

En 1867 ganaría su trofeo más importante. Se crea el campeonato “Champion of Champions“, patrocinado por el “Club of True Highlanders”, sólo se llama a los cinco mejores gaiteros conocidos para participar, nombres que hoy son leyenda, como John MacLennan. De hecho John MacLennan quedó en primer lugar, sin embargo existía un puesto que estaba por encima, ese puesto era el de “King of Pipers” (Rey de los gaiteros) y se lo llevo Donald Cameron.
Para hacernos una importancia de ese torneo, baste decir que también consiguieron ese puesto: Ronald MacKenzie (en 1873) o Duncan MacDougall (en 1876).

Fue gaitero para varios señores, aunque con el que pasó más tiempo fue con “Keith Stewart-MacKenzie of Seafort“, en el castillo de Brahan, donde prestó sus servicios como gaitero y maestro desde 1849 hasta su muerte.

La influencia de sus enseñanzas pronto se expandieron, puesto que, entre sus alumnos, además de sus tres hijos, se encontraban nombres que pasarían a la historia dentro de la música escocesa: Alexander MacDonald (padre de John MacDonald de Inverness), Donald MacKay (sobrino de Angus MacKay), Alexander MacLennan y J. F. Farquharson.

Y aunque parezca mentira, aquí no acaba la cosa. La fama de Donald Cameron no se debió sólo a su virtuosismo ni a su excelencia como maestro, sino que también fue extremadamente conocido por las melodías que compuso, entre ellas “Brahan Castle” o “Lord Breadalbane’s March” (precursora de “Highland Wedding“).

Fue amigo de Angus MacKay y, en 1853, comenzó su propia recopilación de música para gaita, trabajo que continuaría su hijo Colin. Hoy en día, las 80 melodías que forman esa recopilación son atentamente analizadas por cualquier estudiante de piobaireachds. Colin Cameron fue en su tiempo una auténtica autoridad viviente en esta materia (piobaireachds) e hizo grandes contribuciones al trabajo de David Glen (David Glen’s “Ancient Piobaireachd” (1880 – 1907).

Donald Cameron el año de su muerte (1868)

Donald Cameron murió el 7 de enero de 1868, en Maryburgh (Escocia). Fue enterrado en el “High Kirk” (Inverness). Los mejores gaiteros de toda Escocia viajaron para acompañar la marcha hasta el cementerio y despedirle con el sonido de las gaitas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música escocesa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s