Letra “El Caballero Don Marcos”

Letra del romance extremeño.

El caballero Don Marcos

En Sevilla a un sevillano siete hijas le dio Dios,
y a la mayor de las siete la llevó la inclinación
de ir a servir al Rey vestidita de varón.
Y al montar en el caballo, la espada se le cayó.
Por decir: “maldita sea”, dijo: “maldita sea yo”.
Y el Rey, que la estaba oyendo, de amores la cautivó.

-¡Válgame Dios y ay Dios, madre, que yo me muero de amor;
que el caballero Don Marcos es hembra, que no es varón.

-Convídale tú, hijo mío, a comer contigo un día;
que si ella fuera mujer, silla baja cogería.
Toditos los caballeros se sientan en silla baja,
y el caballero Don Marcos en la que había más alta.

-¡Válgame Dios y ay Dios, madre, que yo me muero de amor;
que el caballero Don Marcos es hembra, que no es varón.

-Convídale tú, hijo mío a coger peras un día;
que si ella fuera mujer, el pecho se llenaría.
Toditos los caballeros las peritas se guardaban
y el caballero don Marcos se las regala a las damas.

-¡Válgame Dios y ay Dios, madre, que yo me muero de amor;
que el caballero Don Marcos es hembra, que no es varón.

-Convídale tú, hijo mío, a correr contigo un día;
que si ella fuera mujer, se cansaría enseguida.
Toditos los caballeros en seguida se cansaban,
y el caballero don Marcos no corría…, que volaba.

-¡Válgame Dios y ay Dios, madre, que yo me muero de amor;
que el caballero Don Marcos es hembra, que no es varón.

-Convídale tú, hijo mío a baños contigo un día;
que si ella fuera mujer, desnudarse no podría.
Toditos los caballeros se empiezan a desnudar
y el caballero don Marcos se ha retirado a llorar.

-¿Por qué llora usted, don Marcos? -Porque debo de llorar.
Por un falso testimonio que me quieren levantar.
-¡No llores, mi alma querida, no llores, mi corazón!
que esto, que tú tanto sientes, desea mi corazón.

Como puede verse, el romance es un claro reflejo de que, la tradición oral es patrimonio de las mujeres.
A pesar de reflejar el machismo patente en la sociedad (las mujeres se sientan en silla baja, se cansan antes que los hombres, etc.), defiende a las mujeres tanto con la protagonista (quien supera con creces a los demás caballeros), como con el papel de la madre del Rey (es la consejera y la sabia que le dice qué es lo que debe hacer).

Existen otros romances con una temática muy parecida en el que los estribillos son practicamente iguales. Seguramente debido a la deformación de un primitivo romance en sus distintas versiones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música extremeña, Romances y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s