Letra “Luisarda”

Letra del romance extremeño “Luisarda”.

Pueden ver la partitura de una de sus versiones aquí.

Luisarda

Luisarda se paseaba por sus altos corredores,
por sus altos corredores,
con zapatitos de seda y vestidos arrastrones
y vestidos arrastrones.
El conde, que la veía, flecha de amor la tiró,
flecha de amor la tiró:
-Luisarda, ¡quién te cogiera debajo de mi ardor!
¡debajo de mi ardor!
-No quiero que eres muy niño y se dirá por la Corte
y se dirá por la Corte.

Por la Corte se decía al otro día siguiente
al otro día siguiente:
-“Yo dormí con una dama, la flor de la maravilla,
la flor de la maravilla”.
Y el Rey, que lo estaba oyendo: -¿Si será mi Luisardilla?
-¿Si será mi Luisardilla?
Si mi Luisarda no fuera, la haría Reina de Castilla,
la haría Reina de Castilla;
y si mi Luisarda fuera, al punto la quemaría,
al punto la quemaría.

La sentencia que la echó no se la dé dios a nadie,
no se la dé dios a nadie:
Que la echaran en un pozo, donde se pudran sus carnes,
donde se pudran sus carnes.

Al otro día siguiente fueron tres primos a verla,
todos tres primos carnales.
Con ellos iba un hermano, que le llaman don Rondale,
que le llaman don Rondale.

-Hermano, si eres mi hermano, ¡por dios! que de aquí me saques
¡por dios! que de aquí me saques.
-Cállate, lengua infernal, loca de malas verdades,
loca de malas verdades,
que mañana a mediodía han de venir a quemarte,
han de venir a quemarte.
-Que me quemen, que me abrasen, a mí nada se me da
a mí nada se me da;
lo que siento es lo del vientre, que se va sin bautizar,
que se va sin bautizar.
Si bajara un pajarito de esos que comen mi pan
de esos que comen mi pan,
le escribiría una carta al conde de Montearbán,
al conde de Montearbán.

Bajando un ángel del cielo, que dios le mandó bajar,
que dios le mandó bajar:
-Dáme, señora, esa carta, que yo se la iré a llevar,
que yo se la iré a llevar.
-La carta la tengo escrita, tómala, llévasela,
tómala, llévasela.
Si le coges merendando, no le dejes merendar,
no le dejes merendar.
si le coges paseando, no le dejes pasear,
no le dejes pasear.

Ha llegado al mismo punto que venía de pasear
que venia de pasear:
-Tome, señor, esta carta, léala, su majestad,
léala, su majestad,
que a la pobre de Luisarda mañana la han de quemar,
mañana la han de quemar.
-Que la quemen, que la abrasen, a mí nada se me da,
a mí nada se me da.
Lo que siento es lo del vientre, que es mi sangre natural,
que es mi sangre natural.

Aparejó su caballo. Para no ser conocido
lo de “alante” puso atrás.
Y, montando en el caballo, a empezado a caminar
a empezado a caminar
y ha llegado al mismo punto que la iban a quemar
que la iban a quemar:
-¡Pare, señor, la justicia la vara de la humildad
la vara de la humildad,
que la niña es muy pequeña y se querrá conciliar
y se querrá conciliar.
Responde su padre y su madre: -La niña está “conciliá”
La niña está “conciliá”.
-¡Pare, señor, la justicia la vara de la humildad
la vara de la humildad,
que la niña es muy pequeña y se querrá confesar
y se querrá confesar.
Responde su padre y su madre: -La niña está “confesá”
La niña está “confesá”.
-¡Pare, señor, la justicia la vara de la humildad
la vara de la humildad,
que si sus padres quisieran, yo me la había de llevar,
yo me la había de llevar.
Responde su padre y su madre: -Cógela y llévatela
cógela y llévatela.

La ha montado en su caballo y ha empezado a caminar
y ha empezado a caminar.
Y a mediado de camino la han empezado a preguntar
la han empezado a preguntar,
si ha tenido más amores que el conde de Montearbán
que el conde de Montearbán.
Ella ha respondido al momento con mucha serenidad,
con mucha serenidad:
-No he tenido otros amores que el conde de Montearbán
que el conde de Montearbán.
Dicen que es buen caballero, pero conmigo obró mal,
pero conmigo obró mal.
-No será mal caballero ni contigo ha obrado mal
ni contigo ha obrado mal.
No será mal caballero cuando entre sus brazos vas,
cuando entre sus brazos vas.
Más “alante” hay una ermita; nos tenemos que casar,
nos tenemos que casar,
para cortar la lengua al mundo y a tus padres consolar
y a tus padres consolar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música extremeña, Romances y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s